Ahorra en la cuesta de enero

 

Enero es el mes de las nuevas metas, pero además de eso, es el mes en el que los excesos de las navidades y la Nochevieja nos pasan factura, tanto al bolsillo como a nuestro cuerpo.

Añadido a lo anterior, encontramos el alza de los precios que vienen año tras año por el valor de impuestos en la gasolina y productos de primera necesidad como lo son el pan, el arroz, los huevos, la carne.

Para ayudar a recuperarte de estos días de reuniones y celebraciones, te hemos preparado algunos trucos para que organices tus finanzas en esta cuesta de enero como un experto.

 

Establece objetivos

O lo que es lo mismo haz un presupuesto, pero claro eso no suena tan bonito 😉. Te servirá para tener el control total de tus ingresos y gastos, debes identificar los gastos indispensables, como el alquiler, la factura de la luz, la cesta de la compra.

Marca objetivos claros y que sepas que vas a cumplir, de nada vale decir que vas a bajar 20 kilos en un mes, si no es humanamente posible ni saludable, lo mismo pasa con tu dinero.

Divide tus ingresos de modo que sepas a donde destinar cada parte, pagar las cuentas, ahorrar para tus próximas vacaciones, para la jubilación, fondo de emergencia etc.

Luego, establece tiempos para saber exactamente cuánto debes apartar cada mes según tus metas, y que además puedas visualizarlas de forma tangible.

 

Compara

Una de las mejores formas de ahorrar es comparando precios, esto ya lo hemos mencionado en nuestra entrada de Black Friday, pero incluso en fechas normales es importante que no te conformes con la misma tienda de toda la vida, puede que encuentres mejores precios en otras tiendas que no te habías planteado antes.

 

La tarjeta de crédito, con moderación

Aunque son un instrumento que nos ayuda a realizar compras grandes con relativa facilidad, luego lo terminamos pagando más caro, puesto que con cada pago aplazado estamos pagando un porcentaje en intereses, por lo que al final lo que te compraste en rebajas te termina saliendo más caro.

Procura utilizar la tarjeta de crédito solo en emergencias, pero si finalmente tienes que recurrir al pago aplazado, intenta pagar lo más pronto posible para evitar sumar intereses.

 

Ahorra en casa

A veces nos tiramos de los pelos para reducir el gasto en las compras, cuando hay una forma más sencilla de hacer una diferencia en la billetera, esto es, ahorrando en casa.

Una casa bien aislada te permitirá bajar la factura de la luz, ya que al tener puertas y ventanas blindadas necesitarás menos energía para calentar tu hogar.

Otras cosas que puedes hacer es cambiar las bombillas clásicas por otras de bajo consumo, colocar filtros en los grifos y cerrar un poco la llave de paso del agua, apagar los aparatos eléctricos cuando no los estás utilizando, utilizar el microondas en vez del horno, procurar que la lavadora y el lavavajillas funcionen siempre a plena carga…

 

Comparte el coche

Si no eres de aquellas personas que pueden llegar a su trabajo caminando o usando el metro en 20 o 30 minutos, y aún así te gustaría ahorrar en la gasolina, una buena idea es compartir el coche con tus compañeros de trabajo. Cada semana os turnáis de coche entre 2, 3 o 4 personas, de esa manera podréis abaratar costes e incluso ayudar al medio ambiente.

 

Desconecta de la publicidad

Es muy fácil dejarse llevar por los anuncios de las rebajas de enero, tanto en la tele como en internet. Te recomendamos desconectar un poco de las redes para que te sea más fácil controlarte y seguir tus propósitos financieros.

La idea no es que no compres nada y dejes de hacer lo que te gusta, pero es mucho más satisfactorio cuando compras algo que ya tienes planificado y que realmente sabes que necesitas o que quieres.

 

Come en casa

Está genial planificar una fecha especial con familia o amigos para salir a comer en algún restaurante y pasarlo bien, sin embargo, para no hacer tanta mella en tus ahorros lo mejor es que se queden como eso, fechas especiales.

Te proponemos que planifiques tu menú semanal el fin de semana, de esa forma no solo ahorrarás el dinero que te gastarías en un menú de la calle si no que además ahorrarás tiempo ya que, si cocinas para toda la semana lo único que tendrás que hacer en las mañanas será coger tu tupper y listo.

 

Contrata un instrumento de ahorro

Si puedes y quieres ir un poco más allá, destina una parte de tus ahorros para invertirlos en un instrumento financiero, no solo verás crecer tus ahorros gracias a los intereses que generas, si no que además no te entrarán ganas de gastarlo, ya que estos productos tienen ciertas normas sobre cómo manejar el dinero que inviertes, los principales son:

  • Depósitos bancarios

Un depósito es un préstamo que haces al banco durante un periodo de tiempo a cambio de un interés y te comprometes a no dispone del capital. De hecho, puedes ser penalizado si recuperas el dinero antes del plazo acordado. Son los productos más populares, sencillos y seguros.

  • Planes de pensiones

Es un producto de ahorro a largo plazo donde no puedes recuperar el dinero hasta la jubilación, además disfrutan de beneficios fiscales. Es un instrumento pensado para complementar la pensión pública y no tengas necesidad de disminuir tu nivel de vida.

  • Fondos de inversión

Son un producto financiero creado para la inversión; es decir, para obtener una rentabilidad mayor a cambio de un riesgo. En los fondos tú junto con otros ahorradores, colocáis vuestro dinero en manos de profesionales que gestionan el capital. De esta forma puedes ser propietario porcentual de una cartera de activos, por lo que a pesar de tener un capital pequeño puedes beneficiarte de todos ellos.

 

En conclusión, aunque hayas gastado mucho en diciembre, lo importante es que comiences este nuevo año con mente positiva, todo es cuestión de actitud. Enfócate en tus nuevos propósitos para que puedas ahorrar y cumplir tus metas.

 


¿Quieres ahorrar para tu futuro? Con Vidahorro, cada vez que compras a través de nuestra app en las más de 150 tiendas disponibles, te llevas hasta 10% a tu plan de pensiones Vidahorro by AXA, para que compres como siempre, y te jubiles como nunca. Si aún no formas parte de Vidahorro, Regístrate aquí

¿Tienes dudas o sugerencias? Escríbenos a info@vidahorro.com ¡Estaremos encantados de ayudarte!

About the author: Vidahorro

Leave a Reply

Your email address will not be published.


CAPTCHA Image
Reload Image